5 Consejos para camuflar tu trailcam

5 CONSEJOS PARA CAMUFLAR TU TRAILCAM

Aunque la mayoría de las trailcams vienen de fábrica con unos colores de camuflaje, para los que estamos habituados a su uso, sabemos que es conveniente que nuestra cámara de fototrampeo pase lo más desapercibida posible para evitar ser vista y robada.  Tanto si la queremos para vigilancia como si la colocamos en zonas transitadas por personas, el camuflaje bien hecho nunca está de más. Camuflar una cámara trampa implica casi en el 100% de los casos renunciar a ciertos accesorios de seguridad contra su robo como candados pitón o cajas de seguridad pues hacen de ésta un elemento muy visible delatando su posición y exponiéndola al robo igualmente. Vayamos pues a ver nuestros 5 consejos de camuflaje de una trailcam.

1 ¿PARA QUÉ QUIERES CAMUFLAR TU TRAILCAM?

Parece una pregunta estúpida, pero es más importante de lo que pensamos. Hacernos algunas de las preguntas que exponemos abajo, puede ser esencial para ayudarnos a elegir el camuflaje y la colocación de nuestra trailcam para que no sea vista.

  • Si estamos usando nuestra trailcam para fototrampeo de animales en medio del bosque o un jaral, por ejemplo, nuestro enemigo serán sobre todo cazadores y menos los excursionistas, que van mirando el entorno pero que suelen ir por sendas o caminos.
  • Si vamos a vigilar un camino transitado por coches, en tal caso la colocación de la trailcam tiene más importancia que el camuflaje (los faros por la noche pueden hacer brillar la lente de la cámara y delatarla). Colocarla en alto suele ser la mejor opción.
  • Es posible que nuestro interés solo esté en tomar fotos por el día, si es así, podremos tapar todos los infrarrojos (y nuestra cámara de fototrampeo quedará mucho mejor camuflada).
  • Muchas veces, sólo queremos captar animales cercanos, a corta distancia, por lo que igualmente tenemos la posibilidad de ocultar parte de los infrarrojos o incluso parte del detector de movimiento, sin que nuestra cámara trampa deje de hacer su trabajo.
  • Igualmente recordemos que cuanto más lejos esté nuestra trailcam camuflada de los ojos de una persona más difícil será verla. Tratemos de tener esto en cuenta y preguntémonos siempre cuál es el sitio adecuado. No es lo mismo 1 metro que 5 metros ó 10. Tenedlo en cuenta.

2 ¿QUÉ ZONAS DE TU CÁMARA TRAMPA PUEDES CAMUFLAR Y QUÉ ZONAS NO?

Es lógico que queramos camuflar toda nuestra cámara pero hay zonas «intocables». Todas las trailcam tienen un sensor de luz que no debe taparse nunca, pues es el que indica a la trailcam si debe hacer fotos en color o en blanco y negro usando los infrarrojos. Mira el manual de tu cámara para ver donde se encuentra este sensor. Aquí os ponemos algunos ejemplos de sensores señalados con la flecha roja:

El sensor de movimiento, sí puede taparse parcialmente. Se perderá poder de detección pero si nos vemos obligados por las circunstancias, podemos hacerlo. En el caso de cámaras con 3 detectores, nosotros siempre tapamos los sensores laterales pues normalmente sólo sirven para preparar el sensor principal y no son absolutamente imprescindibles.

En la mayoría de las cámaras trampa es posible tapar parcialmente infrarrojos sin perder apenas cantidad de iluminación, si la distancia de iluminación no es mayor a 10-12 metros. Como veremos más adelante esto puede ayudar a que nuestro equipo de fototrampeo pase totalmente desapercibido.

3 ¿QUÉ ELEMENTOS Y HERRAMIENTAS USAR PARA TU CAMUFLAJE?

Por nuestra experiencia, la herramienta clave es la pistola de silicona, a ser posible sin cable. Con ella podremos pegar cualquier cosa a la cámara sin dañarla, ya que la carcasa de una cámara de fototrampeo aguanta la temperatura de la silicona (y no la daña). Si debemos quitar luego la silicona podremos hacerlo con nuestras propias manos, se desprende con cierta falicidad. Hay personas que usan carcasas hechas de silicona para luego pegar sobre ellas los elementos de camuflaje. Por nuestra parte no lo vemos necesario.

 

Los elementos a usar siempre deberían ser exactamente del sitio donde vayamos a colocar nuestra trailcam, siempre!

-Si vamos a colocar la cámara de fototrampeo en una encina, usaremos corteza de encina, no de roble, por ejemplo. Líquenes, musgo, corteza, ramas secas… pueden ser muy útiles para que nuestra trailcam pase desapercibida.

No recomendamos usar naturaleza viva, ya que ésta, si la hemos cortado, acaba muriéndose y deja de tener los mismos colores y si es viva, se mueve y puede bloquear el sensor de movimiento, o la lente de la cámara de trampeo.

No recomendamos usar plantas artificiales para camuflar nuestra cámara trampa, ya que la mayoría de las veces atraen más la atención.

Lo que más destaca de una trailcam son sus formas cuadradas ya que no es algo que veamos habitualmente en el monte o bosque y atraerán la visión de nuestro ojo. Debemos siempre difuminar o «romper» los bordes cuadrados o redondos, las formas geométricas…todo debe ser lo más irregular posible para pasar desapercibido en un entorno tan irregular como sea el lugar donde vayamos a colocarla.

4-LA COLOCACIÓN ES TAN IMPORTANTE COMO EL CAMUFLAJE

Colocar una trailcam a la altura de los ojos, en una zona muy transitada por personas es garantía de que nuestro equipo acabe por verse y sea sustraido, por muy bien camuflado que esté. ¡Una buena colocación es esencial!. Aquí nuestro consejo inicial es evitar posicionar la trailcam a la altura de los ojos o de los faros de un coche. Es decir, poner nuestro equipo de fototrampeo o bastante alto o bastante bajo.

 

  VENTAJAS INCONVENIENTES



COLOCAR LA CÁMARA EN ALTO
Las personas cuando caminan van mirando sobre todo el suelo para no caerse, mirar huellas, esquivar charcos, etc. Es menos frecuente que miren hacia arriba, a las ramas de los árbolesAl colocarla a 2 ó 3 metros, es más complicado acceder a ella
Al estar en alto hay menos animales capaces de moverla o llevársela!Usar baterías externas para alimentar la trailcam es más difícil (aunque puede hacerse)
Maximizamos el alcance del detector de movimiento y de los infrarrojos nocturnosAl ser colocada en un árbol, hay que despejar la zona de detección de ramas que hagan saltar el detector de movimiento


COLOCAR LA CÁMARA A RAS DEL SUELO
Tenemos más elementos para camuflar la trailcam: piedras, hierbas, musgo, helechos, etcAl estar a ras del suelo, muchos animales pueden moverla o dañarla
Es más fácil cambiar las pilas o modificar la programaciónNos arriesgamos con los elementos, una fuerte lluvia, una riada y podemos despedirnos de nuestra trailcam
A ras del suelo, las hierbas pueden facilmente ocultar el objetivo de la cámara o provocar fotos falsas

Siguiendo con lo mismo, con el tiempo y la experiencia hemos descubierto más trucos de colocación que hacen que nuestras trailcam pasen desapercibidas:

  • Posicionar nuestra cámara trampa en una zona perpendicular al tránsito de personas o coches puede ser la clave para que nadie se fije en ella. En estos casos, equipos con gran angular pueden ser adecuados, sobre todo para labores de vigilancia a corta distancia.
  • La luz del sol no suele llevarse bien con el camuflaje de trailcams: hace que se vea más los bordes de la cámara, puede crear reflejos en la lente. Por tanto te aconsejamos colocar tu cámara de fototrampeo donde el juego de luces y sombras juegue a tu favor. Las sombras, juegan a favor del camuflaje. Es de cajón, cualquier objeto se ve menos en la oscuridad por lo que utilizar esa ventaja nos ayudará a que pase desapercibida nuestra trailcam.

 

5-APRENDE DE EJEMPLOS QUE IREMOS COLGANDO AQUÍ 

No debemos complicarnos la vida. NO buscamos que el camuflaje de nuestra cámara trampa sea bonito para que en las redes sociales nos lo alaben. El buen camuflaje es el que pasa hace pasar nuestra cámara totalmente desapercibida. Bien por los elementos usados, bien por la buena situación de la cámara. No hay nada mejor que ver ejemplos para aprender errores y darnos ideas. Aquí os mostramos algunos tanto buenos ejemplos de camuflaje de cámaras de fototrampeo como malos.

 

  • BUENOS EJEMPLOS DE CAMUFLAJE

 

 

  • MALOS EJEMPLOS O ERRORES EN CAMUFLAJE

 

En resumen, usemos tanto la colocación como el camuflaje para hacer que nuestra trailcam pase totalmente desapercibida. Emplearemos siempre elementos del entorno donde vayamos a colocarla, (y que sean materia orgánica muerta). Para ello las pistolas de pegamento de silicona nos ayudan mucho a fijar cualquier corteza, musgo, hoja, etc a nuestra cámara de fototrampeo. Con ellos difuminaremos las formas cuadradas o totalmente redondas, que no son habituales en el monte y llaman mucho la atención. No exageremos ni nos quedemos cortos. Y recuerda reparar el camuflaje de vez  cuando ya que no es eterno

Si quieres saber más, te recomendamos que leas nuestro artículo de Como proteger tu cámara de caza